Liderazgo Redárquico: Una opción personal

El mundo pide a gritos, hoy en día, el nacimiento del Liderazgo Redárquico, donde la red de relaciones humanas genere, facilite y potencie una convivencia sana, justa e incluyente para el despliegue del quehacer colaborativo.

Hemos vivido bajo la premisa de que llegar a ser Líder es solo para unos pocos privilegiados. En ese mundo individual, la Competencia ha sido la única herramienta válida.

Es tiempo de subir la mirada, correr el velo y elevar el estándar de relaciones humanas, porque muchas personas están esperando la oportunidad para desplegar sus recursos y hacer realidad sus sueños.

El Liderazgo no se trata de tener una alta posición en la Jerarquía o un alto cargo en la Política...

El Liderazgo no se trata de tener la oficina más grande o con mejor vista...

El liderazgo no es tener gente a cargo, ni tener el mejor puesto o gana más dinero...

Ejercer Liderazgo es una OPCIÓN, no una posición.

Ejercer Liderazgo es una DECISIÓN personal.

Si miras a tu izquierda o a tu derecha y apoyas a la persona que está sentada al lado tuyo, entonces ya estás ejerciendo liderazgo.

Si ves un cliente o un proveedor en problemas y decides intervenir para resolver la situación, entonces ya estás ejerciendo liderazgo.

Si ayudas a tu jefatura a cumplir mejor o más rápido con sus objetivos laborales, ya estás ejerciendo liderazgo.

El Liderazgo es una opción, tu opción y nadie la puede tomar por ti.

No tienes que colgarte una capa o venir de otro planeta para ser líder.

Lo único que necesitas es ofrecer o pedir ayuda, porque una de las competencias más básicas y más simples del Liderazgo Redárquico es la capacidad de crear una red de colaboración de apoyo mutuo.

Esa es la base del ejercicio de Liderazgo Redárquico, crear una comunidad vibrante y apasionada, donde todas y cada una de las personas son bienvenidas a compartir y aportar desde sus fortalezas y recursos personales, con sus experiencias de vida, de éxitos y fracasos.

Una comunidad donde se crean espacios para el crecimiento individual y colectivo, donde la energía del grupo se contagia y se expande, para alinearse con potencia hacia un sentido de propósito trascendente.

El resto, el resto es trabajo... y, como siempre, los resultados vienen de regalo.

Rodrigo Zambrano

Socio en LEAD Institute

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square

© LEAD Institute

Badajoz 100, oficina 323, Las Condes, Santiago de Chile.

www.leadinstitute.cl